La Técnica Alexander, el método que rescata el uso de tu cuerpo y de tu voz

Qué es la Técnica Alexander

La Técnica Alexander se basa en reeducar a la persona en su forma de usar el cuerpo y la mente en el día a día.

Pretende deshacerse de hábitos perjudiciales que impiden un funcionamiento libre, natural y saludable.

No  es una terapia, tampoco un deporte sino una disciplina educativa con más de 100 años de reconocimiento a sus espaldas

Nuestros movimientos y posturas influyen directamente en nuestra salud y calidad de vida, y a la hora de potenciar o aprender nuevas habilidades.

Por ejemplo, una espalda encorvada reduce la capacidad respiratoria, y perjudica el funcionamiento de la digestión o la circulación de la sangre

La gente no decide su futuro, decide sus hábitos y sus hábitos deciden su futuro.

F.M. Alexander

Frederick Matthias Alexander

Frederick Matthias Alexander  nació en 1869 en Australia de forma prematura. Su esperanza de vida según los médicos era de tan solo semanas.

Y aunque superó el tiempo previsto, durante su infancia soportó diferentes dolencias y dificultades respiratorias, como el asma.

Sus delicadas patologías no le permitieron terminar la escuela, y comenzó a recibir clases en casa por la tarde. El resto del tiempo trabajaba con su padre en el negocio  familiar con caballos.

El trabajo de adiestramiento de estos animales le permitió desarrollar su capacidad de observación y empatía. 

Aprendió que sus “órdenes” o acciones generaban una reacción en los animales, y  que poco a poco adquirían habilidades de forma progresiva y natural.

El origen del método Alexander

A los 20 años comenzó a trabajar como actor,  y al poco de cumplir los 30, se trasladó a Inglaterra, para dedicar su vida a esta profesión.

Pero Ley de Murphy hizo su aparición, y justo cuando su trabajo sobre los escenarios estaba tomando un importante impulso,contrajo una ronquera frecuente, que dificulta sus recitales. Alexander perdió la voz durante una importante audición.

La voz, su herramienta, no le permitiría seguir trabajando.

¿Qué podría salir peor?

Lo más curioso es que su voz solo fallaba cuando estaba sobre un escenario, y en su vida diaria no tenía problemas para hablar.

La técnica Alexander, las bases

Después de consultar con  diferentes profesionales y  buscar recetas milagrosas, se dió cuenta que el problema no partía de sus cuerdas vocales, sino de la manera en la que usaba su cuerpo, en su profesión y en su vida diaria.

Primero debía comprender la base de su problema. Y comprendió que solo aplicando y experimentando cambios en sí mismo, podría dar con una  posible solución.

Y se puso manos a la obra.

Gracias a la autoobservación, y la escucha (propia y ajena), se dio cuenta de que ciertos patrones se repetían. Ya fuera en el uso de su cuerpo o en ciertas ideas, juicios o bloqueos mentales, que  interfieren en la voz,.

Con el tiempo fue desarrollando su propia técnica,  anotando sus observaciones, aplicando cambios y creando su propio método personal a través de las mejoras que iba obteniendo en su voz

Comenzó  a compartir estos conocimientos con colegas de profesión, y comprendió que su sistema era fácilmente adaptable y eficaz en otras personas.

Observó que hay aspectos que influyen en el funcionamiento de la voz, y que no cambiaban de una persona a otra: 

  • La postura y la alineación de la cabeza, el cuello y la espalda, el control primario.
  • La importancia de parar, de deshacer y no de hacer.

Es decir, los bloqueos pueden estar causados por hábitos inconscientes y reacciones aprendidas, que adquirimos con el tiempo. Por ejemplo: una espalda encorvada, flexionar el cuello hacia atrás, mover la lengua excesivamente…

Estas impiden el paso de la voz a través del aparato fonador, el canal del aire. 

  • La relajación. Para eliminar tensiones, hay que saber donde se encuentran y pensar en soltar, antes que en “añadir extras” a la voz, para permitir permite al aire salir de la forma más natural posible. 

El legado de Frederick Matthias Alexander

Alexander decidió fundar su propia escuela en 1924, el éxito fue tal que solo 6 años la  formación  de la Técnica Alexander  era solicitada por profesores , actores, oradores y público de todo el Reino Unido y Nueva York. Donde se formaron los primeros maestros de la Técnica Alexander. 

Dió clases hasta los 86 años, tan solo dos semanas antes de su fallecimiento.

F.M.Alexander escribió 4 libros:

  • “Man’s Supreme Inheritance”, 1910 (“La Herencia Suprema Del Hombre»)
  • “Constructive Conscious Control Of The Individual”,1924 (“Control Constructivo y Consciente Del Individuo”)
  • “The Use Of The Self”, 1932. (“El uso de uno Mismo”, Ed. Urano.)
  • “The Universal Constant In Living”, 1942 “La Constante Universal En Vivir” – 1942

Diferentes profesionales de la medicina, la educación, el deporte y el arte han reconocido su efectividad, y actualmente más de 300 profesores imparten  la Técnica Alexander en más de 30 países de todo el mundo.

¿Cómo aprender la Técnica Alexander?

La Técnica Alexander es un trabajo 100% práctico.

Se acompaña de un guía profesional cuya función es instruir, y favorecer el aprendizaje a través de la práctica y la corrección del alumno o alumna.

Enseña a cambiar cambiar sus propios hábitos progresivamente, ya que al hacerlos sin darnos cuenta, es  casi imposible modificarlos.

Las clases duran aproximadamente 50 minutos, y se repiten al menos 2 o 3 veces en semana,de forma que el cuerpo pueda memorizar estos cambios. El número de sesiones puede variar según cada persona.

El material es tu cuerpo y ropa cómoda. Nada más.

Esta nueva conciencia sobre el cuerpo, no es posible si no existe armonía con la mente. Necesitamos de nuestro pensamiento para conseguir este objetivo, y adquirir una memoria “física” para adquirir estos hábitos gradualmente.

El trabajo con la voz es individual, aunque se trabaje en grupo.

La voz se siente y se expresa de forma distinta en cada personas, al igual  que el cuerpo, la personalidad, nuestras reacciones, y emociones.

La Técnica Alexander se basa en esta observación individual de cada alumno, y así poder descubrir y gestionar las causas físicas, mentales o emocionales que están impidiendo alcanzar ese objetivo personal con la propia voz.

Por eso, la repetición y la toma de conciencia son las la bases de este método, que ayuda a detectar pensamientos y hábitos físicos para:

  1. Ser consciente de cuáles son. 
  2. Aplicar el cambio 
  3. Repetir, repetir y repetir, hasta eliminar o liberar las tensiones que causan el bloqueo, o el malestar. 
  4. Adquirir una memoria física y mental para que podamos aplicar lo aprendido de forma más orgánica y natural.

El trabajo con la voz nunca termina.

Cuanto más nos adentramos en ella, más capaces seremos de descubrir nuevas habilidades, hábitos o creencias que no sabíamos que eran parte de nuestra persona. 

Beneficios de la Técnica Alexander 

  • Mejora el movimiento del cuerpo con el menor esfuerzo posible, reduciendo dolencias y tensiones que cierran el paso del aire y la voz
  • Aumenta la motivación, energía y la vitalidad.
  • Aporta vitalidad y reduce el estrés, potenciando los momentos de descanso y sueño, para que sean más profundos y efectivos.
  • Fortalece la musculatura reduciendo los tan habituales dolores en espalda, piernas, brazos o cervicales, que se producen al caminar o al estar sentados o en pie durante mucho tiempo.
  • Permite mayor libertad y amplitud de movimientos, ahorra energía, y ayuda a producir la voz con más sonoridad y potencia.
  • Reduce o evita trastornos músculo-esqueléticos y lesiones: dolores crónicos,contracturas, hernia discal, tendinitis, lumbalgia, etc.
  • Mejora en el funcionamiento de los órganos y previene problemas respiratorios, digestivos, o del sistema nervioso.
  • Mejora destrezas como: la coordinación, flexibilidad, equilibrio, y precisión en el gesto.
  • Ayuda a transmitir seguridad y confianza a lahora de comunicar, que se refleja en una actitud centrada, abierta y receptiva.
  • Aumenta la conciencia y la sensibilidad hacia los mensajes que nos da nuestro cuerpo  y sobre el cuerpo y sobre el momento presente.

¿Es para tí la Técnica Alexander?

La técnica Alexander puede beneficiar a cualquier persona independientemente de su edad,  trabajo o disciplina a la que se dedica (deporte, arte, enseñanza,comercio.. .)

Si estás leyendo este artículo, es claro que tienes un mínimo interés por la voz, ya sea como profesional de la formación o como alumno/a.

Tener una mejor conciencia del cuerpo trae consigo bienestar físico, mental y emocional.

Mente y emociones. Diferentes pero inseparables. 

Están completamente relacionadas e influyen en una postura y una actitud segura y relajada así como en la potencia y la expresividad de la voz.

Prestar atención a las emociones negativas es básico para poder hacer una mejor gestión de ellas, dejarlas salir e incluso utilizarlas como impulso para liberar al cuerpo de esas tensiones.

No todo iba a ser un camino de rosas ¿qué pensabas?

Entrar en el barro,  es parte del proceso.

La técnica Alexander consigue una mejor comprensión del funcionamiento del cuerpo a través de la comprensión y la experiencia propias, para alcanzar nuestros objetivos.

¿Quieres profundizar en en la Técnica Alexander?

Este libro es una guía detallada para adentrarse y practicar la técnica Alexander para:

  • Que tu cuerpo encuentre el equilibrio y la libertad natural para moverse.
  • Luchar contra los malos hábitos que han dejado huella en tu cuerpo.
  • Entender la naturaleza de las conexiones del cuerpo para conseguir una mejora en la postura, aliviar los trastornos respiratorios, las migrañas y la tensión muscular.

Solo hay una forma de comprender la técnica, experimentarla. ando a nuestra naturaleza su oportunidad, para que permita el cambio.

¿Por qué trabajar conmigo?

  • Uno la locución y redacción, para escribir textos efectivos, con «sonoridad y movimiento», que tocan en la distancia
  • Creo contenido cercano y fácil de transmitir, con la espontaneidad de una conversación.
  • Me formo y actualizo a diario sobre tendencias del mercado y comunicación, y lo aplico para potenciar los resultados.
  • Me comprometo a comprender tus necesidades y enfocarme en tu objetivo, por eso busco tu implicación desde el primer momento.
  • Cada proyecto es único, y me siento cómoda con nuevos retos.
  • Mis tarifas son acorde al sector, mi experiencia, equipo, y resultados, pero competitivas y accesibles,
  • Sigo un proceso ágil y sencillo con el que optimizaremos tiempo y dinero.

Mejora tu comunicación personal, profesional y de marca

  • Regístrate, confirma la suscripción desde tu correo electrónico y recibirás sencillos y breves correos con recursos que podrás aplicar de forma inmediata.
  • Guías, entrevistas y recursos para multiplicar el interés por tu mensaje.
  • Claro, estando en mi lista, recibirás información y novedades vozyemociones.com. Si no te interesa, es sencillo ¡solo necesitas darte de baja y volver cuando quieras!

¿Trabajas en el mundo de la VOZ?

Tenemos distintas formas de colaborar para promocionar tus servicios: entrevistas, post patrocinados, reviews…

  • ¿Quieres aparecer en la web especializada en el sector voz?
  • ¿Contar cómo tus servicios pueden ayudar a tus alumnos a mejorar su voz?
  • ¿Ser parte del único directorio de formación, dentro de la web con más contenido en español?

2 comentarios en «La Técnica Alexander, el método que rescata el uso de tu cuerpo y de tu voz»

  1. Muy interesante, Diana. No conocía estas técnicas. Te animo a lanzar un curso para ayudar a profes a usar mejor la voz y la garganta.

  2. Gracias Delia, la verdad es que yo tampoco paro de aprender. Llevo tiempo en la creación de una guía donde quiero incluir muchas de estas técnicas y consejos.
    ¡Seguro que tendré en cuenta tu sugerencia!

Deja un comentario